febrero 23, 2011

Tecnicas del lavado quirurgico

Este tipo de lavado de manos está indicado antes de cualquier procedimiento invasivo, como pueden ser cirugías, instalación de vías venosas centrales, instalación de catéteres urinarios permanentes, etc.
Y recordar que EL USO DE GUANTES NO REEMPLAZA EL LAVADO DE MANOS (ya sea no quirúrgico o quirúrgico).




Procedimiento.


Se deben aplicar 5 ml de jabón antiséptico, clorhexidina o jabón yodado; luego se deben frotar ambas manos y muñecas para eliminar la suciedad, y después se deben escobillar las uñas. La norma establece que la escobilla sólo se debe usar para las uñas, que es uno de los lugares donde más se acumulan los microorganismos, junto con los pliegues interdigitales (ver figura 1).



Figura 1.






Una vez realizado todo esto en cada uña y en cada pliegue, se puede desechar la escobilla y proceder a enjuagar con abundante agua.



La aplicación del jabón antiséptico debe hacerse siempre con movimientos circulares, desde las uñas hacia los antebrazos; una vez que se ha hecho esto en forma descendente desde el antebrazo, se aplica nuevamente y luego se enjuaga con abundante agua, eliminando todo el antiséptico aplicado. Entonces se aplican nuevamente 5 ml de jabón antiséptico, se frotan las manos, muñecas y antebrazos, durante dos minutos aproximadamente, para volver a enjuagar con abundante agua.Igual que en el lavado clínico de manos, se secan con compresas estériles, primero las manos y luego los antebrazos.


La responsabilidad y la conciencia que cada uno de nosotros tenga sobre la importancia del lavado de manos es vital, ya que de esa forma sabremos cuánto tiempo lavarnos, cómo aplicar el antiséptico y desde dónde debemos lavarnos. Debemos saber que no es un lavado rápido y que es una rutina forzosa e ineludible.

La duración total del procedimiento es de 3 a 5 minutos.




El primer lavado de manos debe ser riguroso y emplear 3 a 5 minutos, pero si la persona participa en más cirugías, puede ir reduciendo el tiempo; así, en la quinta cirugía es suficiente con emplear 1 minuto, gracias al efecto residual del gluconato de clorhexidina.



En resumen, el lavado de manos quirúrgico debe durar 5 minutos, de los cuales, 2 minutos son de lavado, 1 minuto es de escobillado de uñas y otros 2 minutos son para el segundo lavado, todo con enjuagues entre lavados.



Los lavados posteriores son de sólo 2 minutos y no incluyen el escobillado de uñas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada